De 10 a 12 meses antes de la boda

¡Nos casamos! ¿Y ahora qué?

Ya os habéis decidido a dar el gran paso y de ahora en adelante se os presenta un largo y duro camino para organizar vuestra boda. Lo primero que debéis pensar es qué tipo de ceremonia queréis: religiosa o civil, por todo lo alto o más íntima, con un estilo clásico o más moderno y atrevido, con un gran banquete o en plan cóctel, en la playa, en la montaña, en vuestra ciudad… En función del tipo de boda que deseéis se irán definiendo vuestras necesidades, es decir, los servicios y proveedores que deberéis contratar.

Definir quién hace qué

Como ya hemos dicho, planificar una boda requiere tiempo y dedicación y a menudo puede resultar estresante. Por eso es importante que os repartáis las tareas entre los dos. La forma más sencilla es distribuirlas en función de lo que más os guste, por ejemplo: a quien le gusten los coches que se encargue de todo lo relacionado con el transporte, y a quien le guste la decoración que se dedique al tema de las flores y ambientación.

Elegir una fecha aproximada

A la hora de elegir la fecha del día de vuestra boda debéis ser previsores y anticiparos a los posibles contratiempos: familiares que ya tengan compromisos o que la iglesia, ayuntamiento o restaurante no tengan libre la fecha deseada. Por ello es importante que consultéis la disponibilidad de fechas. Después solo es cuestión de elegir el día. Tened en cuenta las vacaciones, días festivos, puentes u otras celebraciones que podrían impedir la asistencia de vuestros invitados. No olvidéis que en cualquier caso, la fecha no será definitiva hasta que reservéis el lugar de la ceremonia y del banquete. No olvidéis que la fecha de vuestra boda determinará también la fecha del viaje de novios.

Ser conscientes de nuestra disponibilidad y tiempo para organizar la boda

Si no sabéis por dónde empezar o no tenéis tiempo de encargaros de la planificación de vuestra boda podéis contratar un Wedding Planner. Los Wedding Planners son personas o empresas especializadas que se ocupan de hasta los más mínimos detalles.

¿A quién invitamos?

El número de invitados a vuestra boda será determinante en la elección de los lugares donde celebraréis la ceremonia y el banquete, y sobre todo a la hora de definir un presupuesto aproximado del coste de vuestra boda. Elaborad una primera lista de invitados y no os preocupéis por el número, que ya llegará el momento de reducirla o ampliarla.

Comunicar nuestro enlace

Es hora de anunciar vuestra boda a los familiares y amigos más allegados. Comunicadles la fecha y la hora del enlace con antelación para que puedan organizarse y reservar ese día.

¿Cuánto vamos a gastarnos?

Elaborar un presupuesto aproximado os ayudará a controlar todos los gastos y a evitar sorpresas de última hora. El objetivo, ver cuánto dinero se va a destinar a cada cosa y ceñirse al límite fijado.

Contemplar posibles ayudas con los gastos

Un aspecto a tener en cuenta a la hora de elaborar el presupuesto es saber quién paga cada cosa. En algunos casos los padres de los novios asumen algunos gastos por lo que éstos deben descontarse del presupuesto aproximado.

Nos casamos por lo civil… ¿Pero dónde?

Las ceremonias civiles suelen celebrarse en el ayuntamiento, registro civil o juzgado de paz aunque cada vez son más las parejas que deciden cambiar estos escenarios por otros más atractivos como la playa, un velero, una casa rural en la montaña o incluso en el mismo restaurante donde vaya a celebrarse el banquete. Haced una lista de los lugares que más os gustan para evaluar todas las posibilidades.

Nos casamos por la iglesia… ¿Pero dónde?

Seguro que ya tenéis claro donde queréis casaros, pero a menudo hay iglesias con largas listas de espera. Os aconsejamos que contempléis otras posibilidades, haced una lista de todas las iglesias, capillas y ermitas que os gusten.

Informarnos sobre el lugar escogido para la ceremonia

Si os habéis decidido por celebrar vuestro enlace en un ayuntamiento, en el registro civil o en el juzgado de paz, tendréis que contactar cuanto antes con el que más os guste para ver la disponibilidad de fechas e informaros de los trámites que debéis realizar.

Informarnos sobre el lugar escogido para la ceremonia

Si os habéis decidido por celebrar vuestro enlace en un ayuntamiento, en el registro civil o en el juzgado de paz, tendréis que contactar cuanto antes con el que más os guste para ver la disponibilidad de fechas e informaros de los trámites que debéis realizar.

Informarnos sobre el lugar escogido para la ceremonia

Si os habéis decidido por celebrar una boda religiosa es momento de empezar a buscar la iglesia, la ermita o la capilla que será escenario de vuestro “sí quiero”. Elegid la que más os guste y acudid a informaros de las fechas disponibles y de los trámites que debéis realizar. También es momento de preguntar todo lo relacionado con las flores que decorarán el templo, la música, el fotógrafo y sobre todo, el donativo o coste de la ceremonia.

Confirmar día y hora de la celebración

Si ya habéis elegido el lugar para vuestro matrimonio ahora es el momento de reservar. Si os casáis por la iglesia y ya la tenéis elegida, reservad con unos meses de anticipación. Si os casaís por lo civil, haced los trámites correspondientes para ello y presentadlos en el ayuntamiento para que la fecha del matrimonio quede confirmada.

Nuestro banquete de bodas… ¿Cóctel, comida o buffet? ¿Restaurante o catering?

Lo primero que debéis decidir es qué tipo de celebración queréis hacer: ¿un buffet o un cóctel servido por un catering? ¿Una comida o una cena al estilo clásico? Y lo más importante, dónde: ¿En un restaurante? ¿En una finca o cortijo? ¿En un castillo?

Adaptar la lista de invitados a lugares escogidos para la boda

El número de asistentes a la boda y el estilo de celebración que tengáis pensado marcarán la elección del lugar. ¡No os olvidéis de pedir presupuestos! Os ayudarán a tomar una decisión.

Hacer la reserva del restaurante, salón o finca

Si ya os habéis decidido por un lugar donde celebrar el banquete, no lo penséis más y reservadlo. Tened en cuenta que hay épocas del año, como la primavera, y días de la semana, como los sábados, muy perseguidos, así que cuanto antes cerréis el banquete mejor. Tened en cuenta que algunos restaurantes tienen sus propios servicios de música y fotografía, así que no os olvidéis de consultarlo.

Hacer la reserva del catering

Si habéis optado por que sea un catering quien sirva la comida, es hora de reservarlo. Repasad todas las opciones, valorad los servicios que ofrecen cada uno y tened en cuenta los presupuestos. Cuando lo tengáis claro, formalizad el contrato.

¿Nos dejamos algo?

Dependiendo del lugar que hayáis escogido para la celebración de la ceremonia o del banquete es probable que necesitéis carpas, estufas, mesas, sillas, etc. Repasad las cosas que sí tenéis y elaborad una lista con los extras que necesitaréis.

A la búsqueda del fotógrafo…

Las fotos de boda han de captar los momentos especiales, gestos trascendentes, las sensaciones que se perciben y muchas más cosas. Todo ello dependerá de la calidad y profesionalidad del fotógrafo. También es momento de decidir si queréis vídeo de boda. Haced una lista con los profesionales que más os gusten, concertad una cita y pedid presupuestos.

La banda sonora de nuestra boda

La música es siempre un elemento importante en las celebraciones, pero en una boda es determinante. Os ayudará durante toda la celebración, ya sea en la ceremonia o durante el banquete, a marcar el estilo de vuestra boda. Haced una primera selección de temas que os gustaría que sonasen.

Buscar al conjunto musical que actuará durante la ceremonia

La música en directo durante la ceremonia aportará elegancia y un toque muy personal a vuestra boda. Pensad qué tipo de música os gusta, si queréis un conjunto instrumental o únicamente vocal. Haced una lista con los grupos que más os gusten, concertad una cita con ellos, pedidles que os muestren su trabajo y sobre todo solicitadles un presupuesto.

Buscar al conjunto musical o DJ para el banquete

La fiesta posterior al banquete es uno de los momentos más esperados. Antes que nada debéis sentaros y decidir el estilo de música que queréis: clásica, pop, jazz… La siguiente cuestión a decidir: ¿música en directo o DJ? Cuando lo tengáis claro seleccionad las empresas que más os gusten, pedidles que os muestren su trabajo y solicitad presupuestos.

Pensar en actividades y animación para el baile

El baile de vuestra boda puede ir acompañado de un karaoke, un espectáculo de magia, un animador para los más pequeños…

Mirar el calendario de ferias nupciales

Las ferias de novios son el lugar perfecto donde poder encontrar todo lo necesario para el gran día. Consultad las fechas de las ferias que se celebren en vuestra ciudad o en los lugares más cercanos y no perdáis la oportunidad de ir. Lo más aconsejable es recoger el máximo de información y analizarla al llegar a casa.

Revisar la lista de invitados

El tiempo pasa y es hora de ir puliendo la lista de invitados. Aseguraos de que están todas aquellas personas que no queréis que falten. Tened en cuenta los compromisos familiares y laborales de cada uno.

Facilitar a todos los invitados la asistencia al enlace

Si tenéis familiares o amigos que vienen de fuera podéis tener un bonito detalle con ellos y ayudarles en la búsqueda de alojamiento. Elaborad una lista con los lugares disponibles y hacédsela llegar. Seguro que os lo agradecerán.

Contratar al fotógrafo

Si ya habéis encontrado al fotógrafo que se ajusta a vuestras necesidades, no esperéis más y formalizad el contrato. Definid bien el tipo de vídeo y fotografías que queréis, el número de cámaras que usará, el formato de las imágenes, las horas que trabajará para vosotros…Si ya habéis encontrado al fotógrafo que se ajusta a vuestras necesidades, no esperéis más y formalizad el contrato. Definid bien el tipo de vídeo y fotografías que queréis, el número de cámaras que usará, el formato de las imágenes, las horas que trabajará para vosotros…

Reunirnos con el fotógrafo las veces que sean necesarias

Para que os resuelva dudas; para conocerle y que os conozca y así estar más relajados el día de la boda; para explicarle quién es quién; para proponerle ideas…

Contratar la música de la boda

Si ya os habéis decantado por los conjuntos musicales que amenizarán vuestra ceremonia y la fiesta posterior al banquete, no lo dudéis y reservadlos ya. Firmad el contrato detallando las horas que estarán prestando sus servicios y el coste de las horas extras.

De 7 a 9 meses antes de la boda

Empezar a mirar el vestido de novia

Seguramente ya tienes una idea aproximada del tipo de vestido que te gustaría llevar en tu boda pero aún queda mucho tiempo y las tendencias en moda nupcial van cambiando. Por eso te aconsejamos que eches un vistazo a nuestro Catálogo de Vestidos de Novia y vayas seleccionando los que más te gustan.

¡Hay que empezar a cuidarse!

A ocho meses de vuestra boda es momento de empezar a cuidarse. Bajar unos quilitos y ponerse en forma son los propósitos más populares entre los novios, pero cada vez hay más parejas que también aprovechan la cuenta atrás de su boda para dejar de fumar, mejorar su alimentación, calidad de vida, etc.

¿A quiénes elegimos como padrinos y testigos? ¿Y damas de honor?

A lo mejor ya tenéis claro quiénes serán vuestros padrinos y testigos, pero si no es vuestro caso anotad a todas aquellas personas que os gustaría que tuviesen un papel relevante en vuestra boda. De este modo os será más fácil elegirlos. Después comunicádselo con tiempo suficiente para que puedan organizarse. ¡No os olvidéis de las damas de honor y los pajes!

Definir claramente quién hace qué

Una vez hayáis decidido quiénes participarán activamente en la ceremonia, deberéis detallar de qué manera lo harán, por ejemplo leyendo una lectura o portando los anillos. Una vez lo tengáis claro, comunicádselo para que puedan prepararse.

Comunicarlo en el trabajo

Es momento de que comuniquéis vuestra boda y los días que estaréis de luna de miel en vuestros respectivos lugares de trabajo. De este modo hay tiempo suficiente para reorganizar y distribuir las tareas que no podáis realizar durante vuestra ausencia.

Tramitar los documentos necesarios para la boda

Lo mejor para no correr a última hora es anticiparse. Revisad la documentación que necesitáis para celebrar vuestro matrimonio, como la partida de nacimiento, el certificado de empadronamiento y la declaración jurada del estado civil, y solicitadlos.

Tramitar el Expediente Matrimonial

Tres meses antes de la boda, los novios deben presentarse en la parroquia de uno de los dos para iniciar el Expediente Matrimonial. Los documentos que necesitaréis son la partida de bautismo, la partida de nacimiento, el DNI y el Certificado del Cursillo Prematrimonial.

Tramitar el Traslado de Expediente Matrimonial

Si vais a casaros en una parroquia a la que ninguno de los dos pertenecéis, deberéis llevar vuestro Expediente de Matrimonio al Obispado que os corresponda a cada uno, donde os entregarán el Atestado de Libertad. Éste debéis llevarlo al Obispado de la parroquia donde vais a casaros. Allí os entregarán un nuevo documento que deberéis entregar en la parroquia donde os casaréis.

Pedir la Fe de Bautismo

Para casarse por la iglesia, los contrayentes deben aportar la Partida o Fe de Bautismo. Debéis solicitarla en la parroquia donde fuisteis bautizados. En caso de no estar bautizados, deberéis consultar con el párroco el proceso a seguir.

Pedir información sobre los Cursillos Prematrimoniales

Si os casáis por la iglesia deberéis realizar un Cursillo Prematrimonial y presentarle el certificado de asistencia al cura que vaya a casaros. El curso prematrimonial se realiza en la parroquia en la que estáis adscritos, aunque si por cuestiones de horario no podéis asistir, podéis acudir a otra parroquia. Informaos de cuándo se hacen.

Las flores para la ceremonia y el banquete

La decoración floral es uno de los detalles más importantes de la boda por su visibilidad, ya que nos acompañará durante toda la celebración. Si tenéis dudas sobre cómo plantear la ambientación floral de vuestra boda o simplemente no os sentís lo suficiente creativos siempre podéis contratar a un profesional.

Contemplar la posibilidad de compartir gastos de la decoración

Recordad que para recortar gastos siempre podéis compartir los gastos de decoración de la iglesia o del ayuntamiento con las parejas que se casen antes o después de vosotros.

Ir mirando estilos de ramos de novia

La elección del ramo de novia es una decisión difícil. Es un detalle muy personal ya que se ve marcado tanto por las últimas tendencias como por los gustos de la novia, sus experiencias vividas y supersticiones.

¡A mirar alianzas!

Aunque aún os queda tiempo es buen momento para empezar a mirar alianzas y definir gustos. En oro blanco, oro amarillo, platino o combinadas; con brillantes o con inscripciones; el abanico en cuestión de anillos de boda es muy amplio así que id tomando nota.

¡Mirar destinos para la luna de miel!

Quizás tenéis muy claro el lugar donde queréis pasar vuestro viaje de novios. Pero si no es así es hora de empezar a barajar destinos. Las opciones son muchas. Para empezar, podéis contratar una agencia de viajes o aventuraros a organizarlo vosotros mismos. Nuestro consejo: no descartéis ninguna opción por el momento.

Mirar las primeras tiendas de vestidos de novia

Quedan siete meses para vuestra boda y es hora de buscar tu vestido. Haz un repaso de todos los trajes que has ido seleccionando hasta ahora y pide hora en las tiendas de novia que más te gusten o te llamen la atención. Intenta que entre cada cita no pase mucho tiempo y escucha a las dependientas; son profesionales y te ayudarán a potenciar lo mejor de ti.

Otras opciones para el vestido

¿Compra o alquiler? ¿Tienda o taller? A la hora de adquirir el vestido de novia puedes alquilar o comprar. Si prefieres llevar tu propio vestido recuerda que puedes optar por acudir a una tienda o bien por un diseñador que confeccionará algo exclusivo para ti.

¡Repasar lo que tenemos!

Para tenerlo todo bajo control lo mejor es hacer unas cuantas llamadas y asegurarse de que todo está bien atado. Confirmad que en el lugar del banquete habrá aparcamiento suficiente para los invitados y que el DJ o grupo musical que amenizará el baile tendrá todo lo necesario. Aseguraos de que los invitados que necesitan alojamiento tienen información suficiente para solventar el tema. Pedid otra cita con el fotógrafo contratado y repasad las fotografías que no queréis que falten en vuestro álbum de boda. ¡Y poned al día las tareas que lleva realizadas cada uno!

De 4 a 6 meses antes de tu boda

¡A buscar invitaciones de boda!

La invitación de vuestra boda es una parte más de vuestra historia de amor; es vuestra tarjeta de presentación. Debe reflejar vuestra personalidad y ser acorde al estilo de boda que estáis organizando. Elegirla puede llevar bastante tiempo así que armaos de paciencia, haced un cálculo aproximado de las que enviaréis, pedid presupuestos y sobre todo… mirad, mirad y mirad!!!

Contratar el servicio de flores y decoración

Si aún no habéis contratado los servicios de decoración y flores que ambientarán vuestra boda es momento de hacerlo. Dad un último repaso a las empresas que más os han gustado y decidíos por una.

¡Encargar el vestido de novia!

Es momento de decidirte: tienes que elegir vestido. Recuerda que en los meses siguientes acudirás a la tienda para hacerte varias pruebas. El resultado será un vestido perfecto para ti.

¿Lista de boda o número de cuenta?

Si ya vivís juntos seguramente os interese más dar un número de cuenta donde los invitados hagan su ingreso. Pero si preferís poner lista de boda es hora de visitar tiendas, seleccionar las que más os gusten y ver lo que os ofrecen en cada establecimiento.

¡Contratar el viaje de novios!

Realizar la reserva con antelación puede suponer un gran ahorro en el viaje, especialmente con las compañías aéreas. Nuestro consejo, contratar el viaje con una agencia. De este modo, en caso de que ocurra algún percance tendréis la garantía de que un especialista se encargará de solucionarlo.

Pedir información sobre los trámites necesarios para el viaje

Si ya habéis reservado vuestro viaje de novios es muy importante que os informéis sobre la documentación y los trámites que debéis aportar y realizar. Acercaos a la Agencia de Viajes y pedid que os aclaren todas estas dudas.

Revisar la documentación para el viaje

Comprobad que tenéis el DNI y el Pasaporte en vigor, de lo contrario y según el destino que hayáis elegido no os dejarán salir del aeropuerto. Si tenéis alguna duda consultad en la agencia de viajes donde habéis contratado vuestra luna de miel.

¡Encargar las invitaciones!

El tiempo pasa muy rápido y es hora de entregar las invitaciones. Si aún no os habéis decidido por el diseño o la imprenta es momento de hacerlo. Especificad el plazo de entrega de las invitaciones y tened en cuenta si con la invitación adjuntaréis un plano de llegada a los lugares donde se celebren la ceremonia y el banquete.

Revisar la lista de invitados

Llegados a este punto es momento de revisar la lista de invitados: gente que debéis descartar para ajustaros al presupuesto, invitados que ya os han dicho que no podrán asistir o personas a las que os gustaría incluir.

Elegir un texto para las invitaciones

Al igual que el diseño de la invitación, el contenido de ésta es una parte más de vosotros y debe ser acorde a vuestra forma de ser y al estilo de boda que estáis organizando.

Nuestro coche de boda

La llegada de la novia a la iglesia es uno de los momentos más esperados. Hoy en día muchas parejas deciden alquilar para ese día un coche clásico, una calesa, una moto… Pedid presupuesto en las empresas de alquiler de vehículos que más os gusten y analizad bien las condiciones que ofrecen.

El traslado de los invitados entre los diferentes escenarios de la boda

A menudo, contratar un autobús para los invitados es la solución más práctica para evitar los problemas de aparcamiento, de invitados sin coche, de traslado del lugar de la ceremonia al banquete e incluso a la hora del fin de fiesta y vuelta a casa.

¿Qué me hago en el pelo?

La mayoría de novias prefieren los recogidos clásicos, pero hoy en día la moda permite elaborar peinados de fantasía, alargar los cabellos y jugar con las flores o los cristales. Dedica un tiempo a buscar por Internet, mirar revistas, visitar peluquerías y selecciona los peinados que más te gusten.

¿A qué régimen matrimonial nos acogemos?

A la hora de casarse, uno tiene que saber que sus condiciones económicas cambiarán y cómo lo harán. Existen dos modalidades: el régimen de bienes gananciales y el de separación de bienes. En cualquier caso, no está de más que consultéis las posibilidades con un abogado para decidir cuál es la modalidad que más os conviene. Tened en cuenta que a la hora de inscribir vuestro matrimonio debéis aportar el documento que indique el régimen al cual os acogéis.

Recoger y enviar las invitaciones

La entrega de las invitaciones debe hacerse con tiempo y eso requiere planificación. No os esperéis a recogerlas al último día porque siempre pueden surgir contratiempos. Revisad que todo está correcto y si es así, empezad a enviarlas.

Revisar las direcciones de los invitados

Antes de mandar las invitaciones haced una lista con las direcciones donde debéis enviarlas y confirmad que son correctas.

Confirmar fechas de los cursillos prematrimoniales

Los cursillos prematrimoniales son obligatorios, ya que la decisión de hacerlos la toma el párroco correspondiente por zona, y en su mayoría todos creen conveniente hacerlos. Reservad plaza en el horario que os vaya mejor.

Mirar el traje de novio

Cuando se organiza una boda el mayor interés se lo lleva el vestido de la novia, pero no por ello debemos olvidar al novio y despreocuparnos de su atuendo. La regla de oro: elegir un estilo acorde al de la novia. Pedid cita en varias tiendas e intentad que las visitas no sean muy espaciadas en el tiempo.

Abrir la lista de boda

Si ya habéis elegido el lugar o lugares donde poner vuestra lista de boda, es momento de comunicárselo a vuestros familiares y amigos para que puedan comprar vuestro regalo.

Organizar la fiesta de compromiso

Aunque no se ve a menudo, muchas parejas deciden organizar una fiesta de compromiso en la que se intercambian regalos delante de sus familias.

Encargar el traje de novio

¿Chaqué, esmoquin, frac, traje clásico…? Hoy en día la variedad de estilos es muy amplia pero lo más importante es que el traje escogido sea acorde al vestido de la novia y al estilo de la boda. Dejaos aconsejar por los profesionales.

Los complementos de novio

Zapatos, gemelos, reloj, corbata… Al igual que los complementos de la novia, los complementos del novio requieren una atención especial. La norma básica: sencillez y armonía. Recordad que un complemento poco acertado puede deslucir por completo el traje.

2 o 3 meses antes de tu boda

Comprar los complementos de novia

Una gargantilla, unos guantes, un bolsito… Los complementos que lleves el día de tu boda te darán ese toque de elegancia y distinción que tanto buscas. Pero si no quieres que el efecto conseguido sea el contrario, debes elegirlos cuidadosamente.

Los zapatos de novia

Aunque escondidos bajo el vestido, los zapatos de la novia han ido ganando protagonismo con los años. Ya te decidas por un estilo clásico o más moderno, nuestro consejo es siempre el mismo: ¡comodidad ante todo!

La lencería de novia

La lencería de novia es un complemento más y como tal, debe ir en sintonía con el vestido y hacer que la figura de la novia luzca en todo su esplendor. A la hora de elegirla ten presente las características de tu vestido y sobre todo recuerda que el día será largo, así que decántate por la comodidad.

Decidir si llevarás velo o tocado

Antes de elegir el tipo de peinado que llevarás el día de tu boda debes tomar otra decisión: llevar velo, tocado o nada. Elijas la opción que elijas, ésta marcará el tipo de peinado que lucirás. En cualquier caso recuerda que debes seguir tu propio estilo y el marcado por el vestido que has elegido.

Encargar las alianzas

Las alianzas serán el símbolo de amor que intercambiaréis en vuestra ceremonia de matrimonio. Si ya habéis encontrado aquellas que mejor representan vuestra personalidad, no lo dudéis y acudid a la joyería para encargarlas.

Pasar el texto de las alianzas al joyero

El nombre de cada uno con la fecha de vuestro enlace; o una declaración de amor; o un símbolo que represente vuestro compromiso. Si ya tenéis el texto para la inscripción de vuestras alianzas, comunicádselo al joyero para que pueda ultimarlas.

Buscar un toque personal

Es momento de pensar en esos pequeños detalles que harán de vuestra boda un acontecimiento único y especial. Buscad y recopilad aquellas lecturas, poemas o cartas que os gustaría leer en vuestra ceremonia porque dicen mucho de vosotros.Pensad en todas aquellas cosas que personalizarán vuestro día como un montaje de fotos que cuente vuestra historia de amor. Elaborad una lista con todo lo que necesitáis y poneos manos a la obra.

¡A mirar los detallitos de boda!

Elegir los regalos para los invitados no es tan sencillo como parece. Y es que encontrar un detalle que sea bonito, original y no excesivamente caro a la vez puede convertirse en una auténtica cruzada. Así que armaros de paciencia y empezad a mirar tiendas de regalos.

Reservar el coche de boda

Si os habéis decidido por alquilar un coche para el día de vuestra boda es hora de reservarlo. Estudiad todos los presupuestos que habéis recogido, analizad las condiciones y servicios que os ofrece cada empresa y tomad una decisión.

Reservar el transporte para los invitados

Si os habéis decidido por contratar un autobús para facilitar el acceso de los invitados a los diferentes escenarios de vuestra boda, es hora de que lo reservéis. Definid claramente el servicio prestado, las horas por las que dispondréis de él, etc.

Mirar centros de peluquería y maquillaje

El peinado y el maquillaje son un complemento más del vestido de novia, y del mismo modo deben hacer que se sienta cómoda durante la larga jornada nupcial. Para conseguirlo, dos consejos: sencillez y elegancia. Haz un listado, pide cita para ver como trabajan y solicita presupuestos.

Ir mirando peinados y recogidos

La elección del peinado para el día de tu boda no es tarea fácil. Entran en juego múltiples factores como el vestido que llevarás, el estilo de la boda, el tipo de cabello…

Reservar el hotel de la noche de bodas

Aunque sólo vayáis a reservar una noche no dejéis este trámite para el último momento. Podríais llevaros una sorpresa desagradable y quedaros sin habitación. Haced una lista de los hoteles que más os gustan y pedid información. Si celebráis el banquete en el salón de un hotel confirmad que tienen reservada una habitación para vosotros durante todo el día y que podréis disponer de ella también por la noche.

Vestuario de las damas de honor, pajes y padrinos

Según el protocolo, las damas de honor de una novia deben vestir el mismo traje o muy similar. Lo más aconsejable es que la novia supervise la elección de los trajes de las damas de honor para que sean acordes a su vestido y al estilo de la ceremonia. Del mismo modo ocurre con los padrinos respecto al novio. Y para los más pequeños, buscad prendas cómodas que les permitan moverse con facilidad, con las que se sientan a gusto ¡y sobre todo tened paciencia y divertíos! No olvidéis que son niños.

Encargar los detallitos para los invitados

Ya sean regalos pensados para parejas o según el sexo del invitado, los detalles de boda tienen como objetivo marcar la diferencia y hacer que vuestros amigos y familiares tengan siempre un gran recuerdo de vuestro gran día. Repasad cuáles han sido los que más os han gustado y los que más reflejan vuestra personalidad, echad cuentas de cuántos necesitáis y encargadlos.

Elegir peluquería y maquillaje

Ponerse en manos de un buen profesional es sin duda condición fundamental para que el peinado y maquillaje de novia sean perfectos y luzcan como recién hechos durante toda la jornada. Haz un repaso de todas las peluquerías y centros de maquillaje que más te han gustado y decídete por uno.

Pedir hora para las pruebas de peluquería y maquillaje

Intenta hacer coincidir las pruebas de peluquería y maquillaje con alguna prueba del vestido para ver el resultado en su conjunto. No te alejes de tu estilo habitual o te sentirás disfrazada y recuerda que en la naturalidad está la belleza.

Pedir hora en el centro de estética

La novia es la protagonista indiscutible en todas las bodas, y como centro de todas las miradas, los meses previos a la boda deberás dedicarte tiempo y cuidados extras. Acude a un centro de estética y déjate aconsejar por un profesional para llegar radiante al día de tu boda.

Elegir el menú

Desde los más creativos y vanguardistas a los más tradicionales. La oferta de menús hoy en día está pensada para satisfacer a todo tipo de novios. A la hora de elegir el menú no os olvidéis de aquellos invitados que precisen un menú especial, como los vegetarianos o los celíacos. Una prueba del menú os ayudará a decidiros.

Definir la ambientación del banquete

Aprovechad la prueba de menú para definir el menaje y la mantelería que vestirán el banquete, así como la decoración del espacio. Recordad en todo momento que el conjunto ha de ser armonioso y estar en sintonía con vosotros y con el estilo de boda que habéis definido.

¡Nuestra despedida de solter@!

Ya vaya a ser una despedida conjunta o por separado, lo más conveniente es que acordéis una fecha. El resto deberéis dejarlo en manos de vuestr@s amig@s. ¡Vosotros sólo tendréis que relajaros y disfrutar!

Definir el programa de la ceremonia: música, lecturas, etc…

¿Con qué pieza musical entraréis a la iglesia? ¿Qué lecturas o textos se leerán? ¿Y en qué orden? Durante la ceremonia habrá momentos muy emotivos y según cómo, los acompañéis ganarán intensidad. Entregad la lista de piezas musicales al conjunto que amenizará la ceremonia e informad al párroco de las lecturas escogidas.

Solucionar las posibles dudas con el párroco

Si a la hora de definir el programa de la ceremonia o de elegir las lecturas tenéis alguna duda, planteádselas al párroco que os vaya a casar. Estará encantado de ayudaros y seguro que os sugiere nuevas ideas.

Informar a los participantes en la ceremonia sobre el programa

Explicadles el transcurso de la ceremonia para que tengan clara su participación y sepan lo que deben hacer en cada momento.

Encargar el ramo

El diseño del ramo de la novia es, hoy en día, casi tan importante y esperado como su vestido. A la hora de encargar tu ramo recuerda que éste debe estar en sintonía contigo y con el conjunto de la ambientación de la boda. Déjate aconsejar por los expertos.

Comprar las arras

El intercambio de arras es una antigua tradición que simboliza los bienes que la pareja va a compartir en el futuro. El protocolo marca que sea el padrino quien las compre.

Recoger las alianzas

En cuanto el joyero os avise de que tiene listas las alianzas, id a recogerlas. Recordad que debéis elegir a la persona que se encargará de ellas hasta el momento en que os las intercambiéis.

Último mes antes de tu boda

Revisar la lista de invitados definitivos

Repasad todas las confirmaciones y perseguid a los invitados más rezagados. Saber el número final de asistentes es fundamental para poder organizar las mesas del banquete.

Preguntar a los invitados si lo tienen todo claro

Para que nadie llegue tarde ni se pierda, aseguraos de que todos vuestros invitados saben acceder a los diferentes espacios donde tendrá lugar vuestra boda. Si es necesario facilitadles guías o planos, e indicad en ellos los aparcamientos.

Última prueba del vestido

En la última prueba se harán los retoques finales. Intenta hacerla coincidir con las pruebas de peluquería y maquillaje y no te olvides de llevar todos los complementos, lencería incluida. Así sabrás al cien por cien cómo será el resultado final.

Prueba del traje de novio

El otro gran protagonista de la boda también tiene su momento. Una última prueba antes de recoger el traje servirá para reajustar botones y centímetros. No os olvidéis de llevar todos los complementos, así podréis ver cómo quedará el conjunto.

Disposición de los invitados en las mesas

Aunque parezca sencillo, organizar las mesas del banquete es una tarea que requiere atención y paciencia. No todo el mundo tiene pareja y a veces las mesas no son suficientemente grandes como para acoger a todos los amigos de un mismo grupo.

Entregar la lista definitiva de invitados y la disposición de las mesas

Una vez hayáis definido la colocación de los invitados por mesas, facilitad el organigrama al restaurante o al catering que se encargue del banquete para que todo esté dispuesto a la perfección en vuestro gran día.

Nuestro primer baile y la banda sonora de nuestra boda

La elección de la música que sonará durante y después del banquete requiere mucha atención. Influirá directamente en el ritmo de la celebración y en el recuerdo que guarden los invitados. Pero sin duda, el tema seleccionado para el baile de los novios será el más esperado. ¡No os olvidéis de entregar vuestra selección a la orquesta o DJ contratado!

A 2 semanas de tu boda

Pedir hora en la peluquería para el Novio

¡No lo dejéis para el último día o la víspera de la boda! Lo más aconsejable es que el novio se corte el pelo con una semana antes de la boda, sobre todo si se celebra en verano para evitar las marcas blancas en frente, patillas y nuca.

Pedir hora en el centro de estética

Como novia serás el centro de todas las miradas, ¡así que no te la juegues! Pide cita unos días antes de la boda en un centro de estética para depilarte, hacerte una limpieza facial, la manicura, la pedicura, etc.

¡A descansar!

Desconectar el fin de semana antes de la boda en un balneario, en una casa rural o donde sea. Os ayudará a relajaros y areponer fuerzas para la recta final antes del gran día.

Última Semana

¡Recoger el vestido de novia y el traje de novio!

A una semana de vuestra boda es momento de que os probéis los trajes por última vez y os los llevéis a casa. ¡Guardadlos bien hasta el gran día!

Último repaso de invitados

Las bajas de última hora son habituales. No os pongáis nerviosos. Si hay algún cambio en la lista de invitados informad al restaurante o catering.

Comprobar que todo está bajo control

¡Ya queda menos! Aseguraos de que todos los cabos están bien atados. Realizad las últimas llamadas de comprobación al restaurante o catering, al fotógrafo, a la floristería, a la empresa de alquiler de coches, etc.

Preparar la maleta para el viaje de novios

Tras el duro trabajo de organizar vuestra boda viene el merecido descanso: la luna de miel. No carguéis la maleta en exceso o tendréis problemas para traer todos los souvenirs. ¡Haced una lista con todo lo necesario para no olvidaros nada y revisad una vez más toda vuestra documentación!

Preparar la maleta para la noche de bodas

No os hará falta mucha cosa, pero es importante que no la dejéis para el último momento.

Preparar kit de emergencia

Ante cualquier imprevisto lo mejor es estar preparado. Haz acopio de un par de medias de repuesto, aguja e hilo y un pequeño neceser de maquillaje.

Último día

Recoger el ramo

Lo más aconsejable es recogerlo el mismo día de la boda y que sea otra persona la encargada de hacerlo. En caso de no poder recogerlo el mismo día informaos de cómo debéis conservarlo para que se mantenga en perfectas condiciones.

¡A relajarse y disfrutar!

Mañana es vuestro gran día así que tomaos el día libre para descansar y no pensar en nada. Si los nervios pueden con vosotros, dejad el café y aficionaos por unas horas a la tila y a la valeriana. ¡Y no os acostéis muy tarde!